Proyecto Zamora Chinchipe

El proyecto Zamora-Chinchipe del IRD

Diario La Hora: Deslizamientos ponen en peligro a patrimonio

| 0 Comentarios

prensa

Riesgo. Tala de vegetación y erosión del terreno son las causas

Los deslizamientos de tierra se están tornando más frecuentes en el yacimiento arqueológico Santa Ana-Florida. Arqueólogos piden mayores acciones. Zamora, La Hora

En el transcurso del último año se han desplomado más de unos 500 metros cúbicos de materiales que formaban parte de las paredes que se levantan sobre el cauce del río, junto al yacimiento arqueológico Santa Ana-La Florida, ubicado en el cantón Palanda, que actualmente está en peligro de perderse por la presunta desatención de autoridades y el peligro de deslizamientos de tierra.

Este sitio patrimonial sufrió en marzo del 2007 los embates provocados por la crecida inusual del río Valladolid. La crecida de los ríos causó deslaves y cuantiosos daños a la infraestructura vial a lo largo de la mayor parte de las cabeceras del río Chinchipe.

En el yacimiento, la crecida de las aguas generó un amplio proceso de erosión, que a su vez provocó deslaves en varias paredes de la terraza fluvial sobre la que se levanta el yacimiento. En el último año estos procesos se han visto agravados por las inclemencias del clima invernal, refirió Gaetan Juillard, técnico arqueólogo.

En este proceso se han caído cuatro gaviones del conjunto que fue levantado por el equipo de arqueólogos en el 2005, para reforzar la base de la terraza fluvial. Aseguran que en marzo del año anterior fueron alertadas las autoridades seccionales, informando del suceso y de la necesidad inmediata de reparar el muro de contención antes mencionado.

Añade que a pesar de las repetidas llamadas de atención al Municipio de Palanda no se actuó durante el verano del 2007, en que el nivel bajo del río permitía el reforzamiento de la base del muro y la edificación de un contrafuerte adecuado para impedir el desmoronamiento continuo de las laderas del río.

Además, se considera que la construcción de un muro de contención es impostergable, aduciendo que la tala de la vegetación, sembrada por el equipo de arqueólogos para mantener el suelo provocó el deslave de la parte superior del terreno, encontrándose hoy en día a un metro con cincuenta centímetros del límite de seguridad establecido por los arqueólogos.

Los arqueólogos estiman que existe una limitada vigilancia de los predios y un control regular de la vegetación que crece en torno a las estructuras. Puntualizaron que si estos problemas hubieran sido tomados en cuenta, las complicaciones se habrían solucionado a un costo relativamente bajo y la erosión no se habría agravado al punto actual.

Juillard mencionó que se requieren soluciones inmediatas, que de lo contrario ponen en riesgo uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del país, y de la América Latina.

“Se espera que los trabajos iniciados esta semana por el Municipio de Palanda continúen y que la construcción del muro de gaviones en los sectores más afectados por la erosión, será pronto una realidad”, explicó el arqueólogo.

Gestión
Segundo Mejía, alcalde de Palanda, señaló que el Municipio asignó trabajadores permanentes en el yacimiento donde se considera habitó una cultura ancestral de la amazonía. Los obreros, según el burgomaestre, están encargados de que personas
desaprensivas entre sin control y pudieran poner en peligro la seguridad de la reserva arqueológica.

“Más de eso ya no podemos hacer, porque no tenemos todavía lo necesario. No hemos hecho un proyecto para avanzar más adelante”, acotó Mejía, asegurando que por falta de recursos nos se ejecuta en programa turístico del sector.

Destacó que favorablemente no se concretó un proyecto en las riberas del río Valladolid, dado que años atrás un deslave se llevó un puente ubicado en el sector, destruyendo una playa que pudo haber sido considerada como un sitio turístico.

Deslizamientos ponen en peligro a patrimonio

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.