26/03/2009

San Agustín

Periodo incaico (1470 – 1532 d. C.)

El descubrimiento de una fortaleza prehispánica, en la ceja de selva de la vertiente oriental de los Andes, permite documentar la historia regional del sur de la provincia de Zamora-Chinchipe (Ecuador) al final del periodo precolombino.

La construcción de una vía carrozable en la línea de cresta de una pequeña cordillera frente al actual pueblo de Palanda puso en evidencia  una tumba que contenía  un ajuar funerario muy rico en objetos de cobre dorado y cerámica de una filiación cultural perteneciente al norte del Perú (Tayana). Desgraciadamente este hallazgo no fue reportado a las autoridades y los constructores y curiosos se repartieron el botín.

La noticia llegó a oídos de los arqueólogos que trabajan en Palanda y luego de varias gestiones que incluyeron la intervención de la INTERPOL, se pudo recuperar una pequeña parte de los objetos arqueológicos. Entre estos llamó la atención la presencia de armas de guerra en cobre dorado.

Para comprender mejor la naturaleza de este hallazgo, se efectuó una intervención de rescate, que reveló la presencia de la fortaleza y varios emplazamientos de entierros previamente huaqueados. El estudio de estas evidencias ha permitido documentar un episodio de la historia de las guerras entre el pueblo Bracamoro y el ejercito inca. Estas contiendas se dieron durante los últimos años de la época precolombina.

LO QUE NOS CUENTA LA ETNOHISTORIA

El cronista Miguel Cabello de Balboa relata que durante las guerras entre Huascar y Atahualpa, los incas hicieron varias incursiones hacia las provincias de la región oriental. Atahualpa conquistó Quijos, Maspa, Tosta, Cozanga y Coca, mientras que las tropas de Huascar, al mando de su hermano Guanca-Auqui, trataron en vano de conquistar a los Bracamoros, que habitaban la vertiente oriental de los Andes, en la actual región fronteriza entre el Perú y el Ecuador.

Huayna Capac  había tratado de dominar sin éxito a este pueblo algunos años antes (1490’s). Luego, hacia 1529, Guanca-Auqui entró desde Cusibamba (Loja) y fue derrotado por los Bracamoros al tratar de cruzar la cordillera oriental desde Malacatos. Sus tropas fueron masacradas en la zona de Quirrichí. Murieron más de 12 000 hombres.

Para vengar esta derrota Guanca-Auqui planea un nuevo ataque por dos frentes. Envía a un caudillo llamado Pingo-Ximi por el camino a Guancabamba, desde donde debe cruzar la cordillera y subir hacia el país Bracamoro para dar guerra desde el sur. En tanto que él ataca desde el norte, nuevamente por la cordillera de Quirrichí.

Pingo-Ximi llega así hasta un pueblo llamado Palanda, donde vence a los naturales y hace una fortaleza de “céspedes y ramas”, en una cuchilla llamada Moronoma. Los Bracamoros con Murunduro como general, se enteran del plan de Guanca-Auqui y dividen su ejercito en dos. Una parte sitia la fortaleza, y la otra va a dar el encuentro a los Incas que vienen desde el norte. En ambos casos salen victoriosos los locales y los Incas que sobreviven huyen de nuevo a Cusibamba.

EVIDENCIAS

Los estudios realizados han permitido de Identificar la filiación cultural de este yacimiento con una fuerte presencia local (Bracamoro) y una mínima cantidad de objetos pertenecientes a  la cultura tayana de la costa norte de Perú. Estos pueblos formaban parte del ejercito inca que venía en son conquista desde el sur.

MUSEO DE PIURA: EL SEÑOR DE OLLEROS

En el museo de Piura, los vestigios de la tumba de un personaje de alto rango cuyo ajuar funerario presenta similitudes con lo encontrado en el sitio de San Agustín.

Descargar la presentación publica de los trabajos de investigación [PDF]


Afiche de presentación de los resultados de investigación en San Agustin.

Afiche de presentación de los resultados de investigación en San Agustín.

Dejar un comentario